martes, 14 de agosto de 2012

Salones, tiendas y supervivencias

Según nos vamos haciendo viejos (o "mayores", dependiendo de los traumas de cada uno), empezamos a ver los cambios que se han producido en nuestras aficiones... eso siempre que no las hayamos abandonado por eventos como matrimonio, hijos, trabajo, hipotecas, etc.

Qué demonios, es innegable que cuesta mucho estar al tanto de mangas, animes y resto de cómics cuando trabajas 8 horas al día y las 16 horas restantes están igual de ocupadas. Por eso mismamente tienen su importancia que siga habiendo eventos de manga (junto con el resto de cómics o solo).
Si no por otra causa, porque de vez en cuando nos recuerdan que la afición sigue existiendo, e incluso podemos acudir a echar un vistazo, para intentar ponernos al día, o recordar qué nos hemos perdido.

Pero como llevo diciendo desde hace años -prefiero no contarlos para no deprimirme-, montar estas cosas nunca es fácil, y menos con la que está cayendo. Y mucho menos cuando se monta lejos de Madrid y Barcelona. En BCN Ficomic está pagada y subvencionada por las editoriales y Madrid... bueno, hay mucha gente, y si el Bernabeu se reunen 60.000 personas para ver un partido de fútbol de 90 minutos, no debería ser tan complicado reunir unos cuantos miles (... menos, todo sea dicho) para tener un día de manga o cómic.

Y pasar calor, mucho calor.



Por eso, tienen mucho más mérito eventos como Albanime, (o las Jornaicas de Zaragoza). No sólo están lejos de las editoriales, sino que encima la población tampoco les acompaña. Y aun así, consiguen traer invitados, (ejem) montar mesas redondas interesantes, organizar acampadas otakus...

Tanto este como las Jornaicas son eventos al que les tengo un cariño especial, sobre todo porque estuve allí cuando nacieron en pequeño, con material que a veces llevábamos los invitados... pero mientras en ZGZ se han visto metidos en separaciones, broncas y peleas, en Albacete han logrado seguir adelante.


Vale, vale, no es del todo cierto: el Albanime de 2012 no es el mismo que el que se creó en los noventa, si no más bien su "legítimo sucesor" (demasiado tiempo leyendo Juego de Tronos, me temo), pero un poco de continuidad histórica nunca viene mal, y más con lo complicada que está y estará la cosa ecómica, laboral y social.

Justo esa situación es la que más afecta al otro vértice del título: las tiendas. Mientras que un evento de cómic es una vez al año, o dos veces como mucho (depende de la ambición y subvención, supongo), que no suponen un gasto excesivo, mantener una tienda de cómic es cada vez más complicado. Los cómics salen todos los meses, mientras que los libros "normales" no (a menos que sean de César Vidal). Y puedes mantener una librería especializada en Historia, Calceta o Arquitectura, pero en una librería de cómics, que ya está especializada de por sí, no puedes especializarse mucho más. Después de pagar a las distribuidoras, Hacienda, la Seguridad Social, el alquiler del local... te encuentras conque los aficionados cada vez se rascan menos el bolsillo... y acaban cerrando, como ya dije en otra entrada anterior.

Recuerdo cuando descubri las tiendas especializadas hace mucho, mucho tiempo, y fue toda una sorpresa: ¡allí estaban todos los tebeos del mundo![cita requerida] , posters, figuras... y gente que compartía tus gustos -salvo si opinabas que La Masa podía a la Cosa o Marvel era mejor que DC-. Un paraiso -con poquísimas chicas en aquel entonces, eso sí- donde podías pasar horas.


Ahora recordemos que la subida del IVA dentro de menos de un mes también va a afectar a los salones y las tiendas e incluso a los mismos cómics (no el de los libros, pero el del transporte, luz, alquileres...). No voy a decir que nos quitemos dinero de la boca para comprar cómics o "llevar a los sobrinos al salón a que pasen el rato" (léase "excusa"), pero hagamos un esfuerzo, siempre que sea posible. Al fin y al cabo, ¿qué divierte más, un kilo de tomates o un tomo de Adachi?

Un saludo y seguid aspirando al Koshien

P.d.: hace un tiempo anuncié el cierre de la tienda Crisis. Ahora parece que no es así, o sí, dependiendo a quién le preguntes y en qué semana estemos.


No hay comentarios: